La Fuga de su Esposa Prisionera Capítulo 2

La Fuga de su Esposa Prisionera Capítulo 2

Capítulo

¿Qué?! 

Roque agarró a Zulema con una mano y la lanzó en el auto, ella asustada, se encogió en un rincón: , ¿com quién me vas a casarno, bájame” 

Ella era una persona, un ser vivo, no un objeto que se entregaba de un lado a otro

Puedo darte a quien yo quiera. Roque le agarro la barbilla: no tienes opción

Zulema quería llorar, pero temia molestarlo, asi que contuvo las lágrimas en sus ojos sin dejarlas caer. Roque sintió un instante de debilidad mirando esos ojos claros llenos de lágrimas

Perono!, ¿cómo podria sentir compasión por la hija de su enemigo? Qué ridiculo, así que volvió a su frialdad, irritado se acomodo la corbata

De repente, unas manos pequeñas y suaves aparecieron en su manga

Te lo suplico, no hagas esto, hazlo de cualquier manera, pero no me destruyas asi, las lágrimas de Zulema cayeron en el dorso de su mano, era la primera vez que le rogaba, y no sabía si serviria de algo.. 

cor ella

Y esa voz, a él le recordó a la mujer de la noche anterior. Eran tan similares! Pero¿cómo podría ser Siempre habia estado encerrada en el manicomio, sin posibilidad de escape

Roque limpió suavemente las lágrimas de su mano: Después de dos años, finalmente te escucho decir una palabra de sumisión. Luego, con una sonrisa cruel, dijo: Lástima, pero eso no sirve de nada

La mano de ella se deslizó de su manga

El móvil comenzó a sonar, Roque echó un vistazo, era una llamada de su madrastra Joana

Roque, mi hijo, le preguntó con falsa preocupación. Acabo de escuchar que anoche estuviste en el hotel con una mujer“. 

Sin dejarla terminar, él la interrumpió: Asi es, estamos en camino al registro civil

Esto¿eh? ¿Piensas casarte con ella?

Si. Roque era muy bueno tomando la iniciativa, Joana le enviaba mujeres para tener una espía a su lado, y él no iba a permitir que ella tuviera éxito en su plan, seguiria buscando a la mujer de la noche anterior, péro- jamás dejaría que su madrastra la conociera o supiera de la situación, además ni el la conocía, la habitación estuvo completamente oscura y no había visto su rostro. De lo contrario, su madrastra podria traer a cualquier mujer para hacerse pasar por ella y él no podría distinguirla

La mejor solución en ese momento era que Zulema tomara su lugar temporalmente. De todos modos, ella tendría que pagar por sus pecados a su lado por el resto de su vida

Después de colgar, Roque levantó una ceja: Escucha, Zulema. El hombre con el que te vas a casar soy yo

¿Casarse con él? Zulema no podia creer lo que ola en ese momento, pero al ver su expresión, él no parecia estar bromeándol 

En la oficina de registro matrimonial

Zulema sostenía el boligrafo, pero no firmaba; nunca había pensado en convertirse en la Sra. Malavé; ese lugar, ¿cómo podria ser para ella? Preferiría seguir en el manicomio antes que pasar sus días y noches al lado de Roque

El empleado del registro preguntó con duda: Señorita Velasco, ¿es esto su propio deseo?” 

Ah… 

Por supuesto. Roque la abrazó por detrás y tomando su mano, firmó con decisión: Mi querida está solo muy emocionada. Su pecho amplio y firme estaba pegado a su espalda, parecia tiemo, pero era una imposición

Capitulo

Zulema, si este matrimonio no se concreta, te arrojaré a la montaña para que te coman los lobos, le advirtió en un susurro aterrador en su oido

Zulema era como un titere, manipulada completamente por él

Una vez emitida la licencia de matrimonio, él lo tomó de inmediato: No sueñes, Zulema. Todavía no eres 

nada

Ella mordió su labio: ¿Casarte conmigo es solo el comienzo de otra tortura?“. 

Puedes verlo asi, Roque caminó hacia la salida. Ahora vamos a Villa Aurora

Villa Aurora era la residencia privada de Roque, ubicada en un zona acomodada, rodeada de montañas y un paisaje hermoso, extremadamente lujosa, como una gloriosa jaula

Zulema se paró en el centro de la sala, con ropa gastada y zapatillas de lona, parecía un patito feo que había entrado por error en un castillo. Los empleados murmuraban entre ellos: ¿Quién es esa? Está que nosotros

Shh, es la chica que el Sr. Malave trajo personalmente

peor vestida 

El mayordomo Poncho los regañó: ¿Qué, ya no quieres tu lengua? ¡Esta es la señora, la dueña de Villa Aurora!

Dios mio, ila Sra. Malavé habia resultado ser tan común

Roque se acercó, ordenando con indiferencia: Llévensela para que se limpie y llévenla a mi habitación. Zulema se asusto, ¿él estaba pensando en tener su noche de bodas? No, ¡él descubriria los moretones en su cuerpo! Aunque no tuviera relaciones con él, solo estar en una habitación con él, seria suficiente para hacer que ella se asfixiara

Ella se encogió: Puedo dormir en cualquier lugar, en un cuarto de servicio del sótanojo incluso en el suelo!

Harás lo que yo diga!. Roque hizo un gesto con la mano para que el personal se la llevara y comenzara a subir al segundo piso 

Zulema, nerviosa, tenía las palmas de las manos empapadas en sudor y no se atrevia a imaginar lo que le esperaba, no podia seguir siendo tan sumisa

¡Huir! De las treinta y seis estrategias, la retirada era la mejor

La bañera estaba llena de agua y los sirvientes intentaron quitarle la ropa

Lo haré yo misma, esperen afuera por mi, dijo ella

Pero el Sr. Malavé ordenó… 

No se lo diré

Después de echar a todos, Zulema levantó la vista hacia la pequeña ventana

En la oficina

Roque estaba sentado frente a la computadora, mirando la pantalla donde aparecía el Dr. William: ¿Salieron los resultados de los exámenes?

William tosió: Si, ya están, pues

directo

Es oligospermia. Lo confirmé tres veces, no hay error, William respondió

Roque paró de golpear la mesa con el dedo y se detuvo de repente. Cuando había recibido el informe médico dos dias antes, no podía creer que tuviera esa enfermedad y contacto de inmediato a los mejores expertos del extranjero. ¿Y el resultado seguia siendo el mismo

William continuó: Pero Sr. Malavé, encontré algo inusual en las pruebas

¿Hmm?” 

Estoy seguro de que es por tomar ciertos alimentos o medicamentos durante mucho tiempo, eso le causó la enfermedad

Al oír eso, Roque se relajó, sonrió friamente: ¿Se puede curar?

Por supuesto. Sr. Malave, le prescribiré medicamentos, un tratamiento de tres meses. Pero lo mejor es encontrar la causa para curarlo completamente

Roque miró hacia la ventana, ya tenía todo claro en su mente. Desde la muerte de su padre, Joana habia estado enviando todo tipo de comidas a Villa Aurora bajo el pretexto de cuidar de él, si él no los comia, ella se quejaba sin parar, insistiendo en cómo a Justino le encantaban esas comidas. Entonces Roque, molesto por sus insistencias, tomaba un par de bocados por compromiso cada dia

Quién iba a pensar que los planes de Joana fueran tan maliciosos; ella queria asegurarse de que, incluso si tenia muchas mujeres, ninguna pudiera quedar embarazada, cortando asi la linea de sucesión de la familia Malavé

En ese momento, se escucharon pasos apresurados afuera y Poncho golpeó la puerta con fuerza: Sr. Malavé! ¡Hay un problema!

Roque tenía una expresión severa: ¿Qué pasa? ¡Habla ya!

La señorajella ha desaparecido!

El baño estaba impecable, el agua de la bañera intacta, solo la ventana del extractor estaba abierta, justo aquel espacio era lo suficientemente grande como para que alguien pasara

¡Zulema habia escapado por la ventana! ¡Qué valiente era

Roque tenia una expresión sombría: ¡Un montón de inútiles, ni siquiera pueden cuidar de una mujer!

Sr. Malave, el móvil de la señora está aqui, tiene un mensaje de voz

Roque lo reprodujo y la clara voz de una mujer se escuchó: Roque, dos años de expiación, creo que ya no nos debemos nada. ¡No nos veamos nunca más!


La Fuga de su Esposa Prisionera Novela

La Fuga de su Esposa Prisionera Novela

Score 9.9
Status: Ongoing Type: Author: Artist: Released: 12/21/2023 Native Language: English
La Fuga de su Esposa Prisionera" es una novela que narra la emocionante historia de un hombre que busca desesperadamente la libertad de su esposa encarcelada. Con giros inesperados, suspense y amor, la trama se desenvuelve en un emocionante escape que desafía todas las probabilidades.  

La Fuga de su Esposa Prisionera Novela

  La Fuga de su Esposa Prisionera Novela/Review  Zulema, tu familia Velasco me debe, y tú serás quien pague la deuda." Roque Malavé, lleno de rencor por la muerte de su padre, envía a Zulema Velasco a un hospital psiquiátrico y la humilla de todas las formas posibles. Dos años después, Roque se casa con ella, diciéndole: "No te hagas ilusiones, sólo estás redimiendo la deuda de otra manera." Roque la odia y sólo le permite maltratarla. Mientras soporta el tormento y la humillación, Zulema busca la verdad y lucha por la inocencia de su padre, quien fue injustamente encarcelado. Finalmente, Zulema le arroja las pruebas a la cara de Roque: "Nunca te debí nada." Después de eso, Roque se ve desgastado en una sola noche. Día y noche susurra desesperadamente: "Zule, no me dejes. Si no, lo que verás será mis cen.

Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Options

not work with dark mode
Reset